Fin de semana de cuernos

El verano ya está aquí. Sol, calor y Donosti ya empieza a estar a tope de turistas. Afortunadamente la meteorología nos ha acompañado con la nueva estación, pero no nos engañemos. Esto es San Sebastián, y cualquier apariencia de normalidad con respecto a las estaciones, es pura utopía. Por ahí he leído que el verdadero verano llegará a finales de julio, y supongo que se marchará a principios de agosto, esto último ya es de cosecha propia. Pero, ¡no nos pongamos negativos! Aprovechemos la visita del astro rey para disfrutar.

lost_in_la_concha_kursaal_donostia_san_sebastian_euskadi_pais_vasco

Ya llevo un tiempo por esta ciudad y puedo decir que voy cogiendo mis costumbres y mis manías. Sabéis que por la txalupa del Bergara mato, y el Peine del Viento es mi “txoko” para descansar y relajarme un poco. Es curioso al final cómo pasan los días y hacemos las mismas cosas. Así que este fin de semana he decidido romper con todo, olvidarme de las costumbres y mis hábitos. Me he dedicado a poner cuernos a diestro y siniestro.

lost_in_la_concha_cecina_donostia_san_sebastian_euskadi_pais_vasco

Habláis mucho del jamón de jabugo, pero un servidor, es capaz de asesinar por un buen lomo ibérico. En todo caso, estos días me he dedicado a hincarle el diente a la cecina, un extraño alimento de sabor curioso que ha despertado el hambre en mis siete estómagos.

lost_in_la_concha_choco_mint_donostia_san_sebastian_euskadi_pais_vasco

Otra cosa no sé, pero en los últimos tiempos, salen cafeterías como setas por Donostia. Soy tan fan de un buen desayuno en buena compañía que esto debería ser mi paraíso. Pero, curiosamente, siempre termino en los mismos rincones. Pues nada, este fin de semana he optado por cambiar de aires, y probar cosas nuevas, un descanso dulce en el “Choco Mint”.

lost_in_la_concha_muru_sagues_donostia_san_sebastian_euskadi_pais_vasco

Lo dicho, llegó el verano, y yo busque otro “txoko” para ver entrar la nueva estación. La Concha es mucha Concha pero, Donosti está llena de rincones para  relajarse y disfrutar.

En resumen, me he dedicado a poner cuernos a diestro y siniestro este fin de semana. En algunos casos, sé que volveré a mis antiguas costumbres con el rabo, digo los tentáculos, entre las piernas… Sin embargo, hay que apostar por la novedad y darle una oportunidad, que por algo un servidor es un aguerrido explorador intergaláctico y a pesar de llevar 2 años por aquí, no me puedo acomodar.

Anuncios

Con A de Alubiada

Hola, me llamo Gorb, Teniente Gorb; y me encanta comer. Vale, este tipo de confesiones están fuera de lugar ya que me vais conociendo un poquito. Por estas tierras lo del comer no es una necesidad fisiológica, es una religión. Y no seré yo el que se queje. Ya pude deleitarme con las bondades de las sidrerías, soy ya uno más de los amantes del txotx. Por cierto, la temporada arrancará en menos de un mes, habrá que ir haciendo hueco en la agenda. Lo bueno es que, a pesar de que pasa el tiempo, este planeta tiene la capacidad de seguirme sorprendiendo.

lost_in_la_concha_berastegi_babarrunak_alubiada_euskadi_pais_vasco

¿Te vienes a Berastegi a comer alubias? Obviamente, con sólo incluir el verbo clave en la pregunta ya me tenían conquistado. Aunque no lo parezca, uno intenta llevar una vida sana. Las arduas labores de investigación llevan a este sufrido explorador a ponerse hasta arriba de suculentos platos, así que en los ratos libres servidor procura hacer un poco de deporte y comer sano. Me informaron que una vez a la semana había que comer legumbres. Dicho y hecho, pero me he centrado en las lentejas que dicen que tienen mucho hierro. Por cierto, me salen bastante aceptables, si alguno se anima de visita a la nave, ya sabe dónde encontrarme.

lost_in_la_concha_fritos_sidra_berastegi_kako_arregui_euskadi_pais_vasco

Pues eso, que tocaba probar unas alubias con todo. Existen diferentes templos de la alubia repartidos por la zona pero, más de uno me ha subrayado el nivel de las del Restaurante Arregi (Kako) en Berastegi. Arrancamos con la ración de fritos de la casa. ¡Ay! La eterna pelea de las raciones de fritos. Porque no hablamos de un plato de croquetas, en las raciones de fritos hay mini-sanjacobos, gambas a la gabardina, huevos con bechamel… Esas miradas que se cruzan en la mesa para intentar saber quién es más fan de la gamba y quién va a atacar primero a las croquetas porque tienen más sustancia. Y ojo con despistarse que igual el de al lado ya se ha comido tres cuando todavía estas decidiendo.

lost_in_la_concha_alubiada_babarrunak_morcilla_chorizo_kako_berastegi_arregui_euskadi_pais_vasco

En todo caso, la pelea por los fritos y el pastel de cabracho fue un mero calentamiento para el plato principal. Las alubias con todo: su costillita, su choricito, su morcillita, su berza… Bueno, en mi caso esta última se quedó fuera. No acabo yo de pillarle el punto a la berza. Pero no es preocupéis que de hambre no me quedé.

lost_in_la_concha_barrunak_alubias_morcilla_chorizo_guindillas_kako_arregi_berastegi_euskadi_pais_vasco

Lo que está claro en el caso de las alubias es que hay muchas escuelas de degustación. Hay gente que primero como el chorizo con pan, luego saborea la morcilla con un poco de berza y remata las alubias. Otros primero las alubias y luego van picando de condimentos. Yo opté por trabajar un poco antes para luego degustar el plato como dios manda; trocear todos los condimentos en el plato peleando con las ansias de empezar a dar bocados, para saborear luego todo junto a las alubias. Pura crema en la boca sí señor.

Del postre no llegue a la foto, porque ahí sí que sí, no me pude resistir a darle un bocado al bizcocho hecho en casa con chocolate por encima. Lo que está claro que se avecina un largo invierno pero, con planes como éste, ¿quién se va a quejar de que el sol haya huido?

El Nestor: templo de la gastronomía en Donosti

No solo de Zinemaldi vive el alienígena. Hoy que alimentar el espíritu pero también hay que preocuparse de temas más mundanos como llenar los estomagos. En esta ciudad uno puede elegir entre una variada selección de alimentos en lugares que van desde un bocadillo de una tasca inmunda hasta el restaurante más glamuroso de tres estrellas Michelin. Pero, hay ciertos lugares marcados a fuego en la mente de todos los donostiarras. Como ya comentamos hace unas semanas, el 99% de la gente de esta ciudad ha pisado alguna vez La Mejillonera, prácticamente todo el mundo ha tomado alguna vez un helado de los italianos, y la chuleta del Bar Nestor es tan conocida como los baños en la bahía de la Concha.

lost_in_la_concha_bar_nestor_entrada_donostia_san_sebastian_euskadi_pais_vasco

Llevo casi año y medio por aquí, y todavía no había pisado este templo de la gastronomía donostiarra. Lo sé, pecado mortal según muchos, pero cumpliré mi penitencia volviendo una y otra vez. Así que ayer, cuando surgió la oportunidad de hacer una parada en esta joya escondida en el bullicio de la Parte Vieja, solo pude agradecer a los dioses el festín que iba a llegar a mis estómagos. Este informe de misión va dedicado con cariño a Kike on Tour, un terrícola que siempre me mantiene informado de los placeres del comer. Teníamos esto pendiente pero, no me he podido resistir.

lost_in_la_concha_bar_nestor_tomate_donostia_san_sebastian_euskadi_pais_vasco

Las noches del Zinemaldi siempre tienen un toque diferente. Si entras a cenar y te encuentras con Josean Bengoetxea; de moda gracias a “Loreak” y “Negociador”, y a Oscar Jaenada, pues la cena arranca con otro aire. Hay que decir que el lugar grande no es, pero cada milímetro está aprovechado para que la gente pueda disfrutar de la comida a lo grande. Es curioso ver las cantidades de chuletas que se pueden ver por centímetro cuadrado. Afortunadamente el clima acompañaba y pudimos disfrutar en una mesa fuera. Y arrancamos con una ensalada de tomate. Pero tomate… tomate. Tomate que sabía a tomate. Tomate que explotaba en la boca. Tomate cuyo recuerdo me hace salivar. Y diréis, tomate que sabe a tomate hay en todos lados. Pues no mira, tampoco es tan fácil encontrarlo.

lost_in_la_concha_bar_nestor_pimientos_gernika_donostia_san_sebastian_euskadi_pais_vasco

Tras relamer el plato, llegaron los pimientos de Gernika. Por recomendación de la casa dejamos las guindillas de lado puesto que picaban pero no me arrepiento de haber abandonado uno de mis manjares favoritos. Esa sal gorda sobre unos sabrosos pimientos bien hechos… ya estoy salivando otra vez.

lost_in_la_concha_bar_nestor_chuleta_donostia_san_sebastian_euskadi_pais_vasco

Y llegó la carne. Una carne para la que no hay palabras. Se dice que con buen género está todo hecho. Sabéis que soy fan de todas las partes de la vaca pero, a las chuletas hay que saber dejarlas en su punto. A Nestor lo secuestro y me lo llevo a mi planeta si alguna vez consigo volver, yo aviso. En la bodega de la nave podemos meter un buen rebaño de reses para una temporada larga.

lost_in_la_concha_bar_nestor_cafe_cigarrillos_eceiza_donostia_san_sebastian_euskadi_pais_vasco

Mientras todavía me relamía me avisaron que me tocada un puro para acabar bien la cena con un cortado. Nunca he sido fan de convertirme en el tubo de escape de un vehículo echando humo por la boca, pero claro, al estar entre terrícolas desconocidos, no podía destapar mi tapadera. Menos mal que los puros eran dulces, a mí los cigarrillos de Tolosa me tienen conquistado desde hace tiempo.

lost_in_la_concha_bar_nestor_gintonic_donostia_san_sebastian_euskadi_pais_vasco

Y para acabar, a arreglar el mundo con un buen gin tonic, sintiéndonos como en casa gracias a la amabilidad de Tito y Pablo. Es de agradecer que los camareros se preocupen por sus clientes, sabéis que no pierdo la oportunidad de llenar los siete estómagos en diferentes establecimientos, y un buen servicio se agradece. Volví a la nave haciendo eses pero feliz como una perdiz (el chupito de licor de hierbas quizás tuvo algo que ver). Pero, tengo claro que me queda una asignatura pendiente todavía en el Nestor, probar la famosa tortilla de patatas. ¡Volveré!

Pintxos, pintxos y más pintxos

Mi nombre es Gorb, Teniente Gorb; y me gustán los pintxos. Vale, lo he dicho, pero no os estoy descubriendo nada nuevo, ¿no? Mi primera salida de pintxos fue épica y he seguido con la tradición. Sabéis que tengo debilidad por la txalupa del Bergara y la brocheta de pulpo de Casa Urola pero, siempre estoy dispuesto a descubrir nuevos placeres gustativos. Y para eso, Donosti es la ciudad ideal. Debo confesar que esta vez el archivo gráfico deja que desear pero, tenía mucha hambre. No estaba yo para parar mucho a sacar fotos, les quería hincar el diente.

lost_in_la_concha_risotto_idiazabal_borda_berri_pintxo_donostia_san_sebastian_euskadi_pais_vasco

Me gusta parar en el Borda Berri, este pequeño tesoro en la Fermin Calbetón lo considero una joya simplemente porque no tiene pintxos fríos. Los turistas que no han hecho los deberes antes de venir, supongo que ni se plantearán entrar puesto que la barra está vacía. Ay, criaturitas… lo que os estáis perdiendo. Me empiezo a considerar capacitado para aconsejar a los de fuera tras haber pasado más de un año en estas tierras. Antes de lanzarte sobre la barra como un león sobre una inocente gacela, échale un ojo a los pintxos calientes por favor. No dudo de las bondades de un buen pintxo de ensaladilla rusa pero, los pintxos calientes te llevarán al siguiente nivel. Por eso me gusta el Borda Berri, y el risotto de idiazábal está en mi top de pintxos de la ciudad sin duda. ¡Ay que invento el Idiazabal! ese queso de oveja lo tengo que exportar. Lo que no tengo claro es si seré capaz de criar ovejas lachas en mi planeta.

lost_in_la_concha_carrilleras_la_cuchara_de_san_telmo_pintxo_donostia_san_sebastian_euskadi_pais_vasco

Siguiente parada, el pintxo de carrillera de La Cuchara de San Telmo. Este sitio los turistas se lo conocen bien. Una vez, me junte con un grupo de japoneses, otro de alemanes, otro de franceses y el último creo que eran americanos, todos degustando las delicias del establecimiento. Si uno busca comer con tranquilidad debe buscar horas poco habituales, en todo caso, pegarse un poco por la comida, hace que los manjares sepan mejor. Yo creo que al león, si le cuesta cazar a la gacela, la disfrutará más. Perdón, ahora que lo pienso las que cazan son las leonas… Chico listo el león sí señor.

lost_in_la_concha_bravas_mejillones_la_mejillonera_pintxo_donostia_san_sebastian_euskadi_pais_vasco

En San Sebastián hay muchos sitios para degustar buenos pintxos. Desde la cocina más experimental, donde no tienes claro si lo que tienes en el plato lo tienes que comer, beber o utilizarlo como crema exfoliante; hasta los bares clásicos de toda la vida donde llevan años llenando estomagos con viandas de toda la vida. La Mejillonera entra en ese selecto club de lugares en los que el 90% de los donostiarras han parado alguna vez y han degustado sus mejillones y bravas. Me atrevería a decir que todos los bares donostiarras tienen en su carta raciones de bravas, pero tan ricas como las de este bar, pocas.

lost_in_la_concha_pepperino_postre_helado_donostia_san_sebastian_euskadi_pais_vasco

¡Y que no falte el postre! Las malas lenguas dicen que Donosti es la ciudad del paseo y el heladito, que no da para más. Envidia cochina, eso es lo que hay. Los helados de Papperino siempre son una buena idea para acabar el día, jeje. Personalmente, apuesto por el de tarta de manzana, una delicia que no deja indiferente a nadie. Y si tenéis ganas de algo más salvaje, a por el helado de mojito.

Pues eso, que mucha gente llega al séptimo cielo llenando bien el estomago, en Donosti te llevamos hasta el octavo como mínimo. ¡De ahí p’arriba! On egin.