Déjame entrar

La vida del explorador intergaláctico es ardua. Hay que descubrir nuevos mundos, atravesar terrenos inexplorados y franquear territorio del que apenas sabes alguna tontería. Hay que cruzar puertas a lo desconocido. Y qué queréis que os diga, no es fácil. No saber lo que espera a uno al otro lado es algo complicado de sobrellevar.

lost_in_la_concha_puertas_donostia_san_sebastian_euskadi_pais_vasco

Pero Donosti mola, porque tiene puertas de todos los tipos y colores. Las majestuosas puertas de la zona de la calle Prim me tienen enamorado. La que está pegada a la plaza Bilbao siempre me ha atraído, y no os olvidéis de giraros para admirar la fachada del edificio de enfrente, es espectacular. Los que  seguís desde hace tiempo mis aventuras sabéis que esa zona me gusta por la cantidad de fotos que le he sacado en mi cuenta de Instagram. Pequeñas puertas que no sabemos a dónde llevan, entradas majestuosas a edificios con encanto especial como la Iglesia de San Vicente… la verdad es que no se sabe por dónde vendrá el siguiente tesoro escondido de San Sebastián.

lost_in_la_concha_plaza_gipuzkoa_donostia_san_sebastian_pais_vasco_euskdi

Pese a todo, una de mis puertas favoritas son las entradas a la naturaleza en la misma ciudad como la Plaza de Gipuzkoa. Encontrar entradas a paisajes verdes por toda la ciudad es algo que hace ganar puntos a mi segundo hogar. Vale, en este caso puerta física no hay pero bueno, dejad que me ponga un poco poético, que el tiempo gris y lluvioso invita a ello.

lost_in_la_concha_entrada_aquarium_san_sebastian_donostia_euskadi_pais_vasco

Puertas nuevas, viejas, modernas, antiguas, físicas, poéticas… Es complicado seleccionar una. Pero la del Aquarium de San Sebastián siempre me ha gustado. Tiene un no sé qué, que qué se yo, que yo qué sé. El enclave privilegiado muy cerquita de la nave siempre me ha gustado, y no estoy seguro pero, creo que con esos 2 cañones es de las mejor guardadas de la ciudad.

lost_in_la_concha_paseo_nuevo_estatuta_donostia_san_sebastian_euskadi_pais_vasco

Siempre he pensado que andáis un poco retrasados tecnológicamente por aquí estimados terrícolas. La verdad es que os queda mucho por aprender. Os las apañáis bien con el tema de la alimentación pero os falta dominar el arte de los portales interdimensionales y la generación espontanea de agujeros negros. Os ahorrarían todos los follones que tenéis con los coches, trenes, aviones, motos, bicicletas y demás aparatos que utilizáis para desplazaros. Os propongo esta rincón del Paseo Nuevo como zona de despegue para viajes interestelares, cruzar la puerta y llegar a cualquier punta de la galaxia. A ver, la tecnología barata no es, pero os prometo que puedo llegar a haceros un buen precio.

Anuncios

¿Hace usted algo más que comer Teniente Gorb?

Mensaje cifrado del General Supremo al Teniente Gorb

Estimado Teniente Gorb, una vez analizado su último comunicado, hemos considerado que el potencial de La Concha merece la pena una misión de reconocimiento exhaustiva y permanente. De hecho, todas las naves de la flota como bien sabe están ocupadas, así que aproveche su tiempo. Consideramos que la misión de salvamento tardará un poco, es complicado maximizar los recursos de la flota interestelar. Le enviaremos provisiones lo antes posible.

Lo único, hemos constatado que el grueso de su tiempo se consume en centros de alimento y llenando los estómagos. Un aguerrido explorador debe dedicar su tiempo a investigar y conocer nuevos territorios, no sólo sitios de comer. Por favor, rogamos que amplíe sus horizontes y no sólo se dedique a catar los manjares de esa tierra.

lost_in_la_concha_anocher_kursaal_relojes_donostia_san_sebastian

La verdad es que este mensaje me generó sensaciones encontradas. Por un lado, saber que estoy en el radar del General Supremo es bueno, aunque parece que tardarán un tiempo en dar conmigo. Y eso de que sólo me dedico a comer… Vale, bueno, quizás no le falta razón pero, es que todo está tan bueno por aquí. Este es el séptimo cielo para un pobre alienígena de siete estómagos como yo. Así que me decidí a caminar y meditar sobre mis próximos pasos. Y como no, acabé tomando un pintxo, que pasear da mucha hambre.

lost_in_la_concha_bar_bergara_pintxos_txalupa_donostia_san_sebastian

El Bar Bergara, está situado cerca de la playa de Gros y un poco alejado de mi principal centro de acción por la ciudad pero, creo que volveré sin dudarlo. ¡Esa barra de pintxos de la que nunca sabes que escoger! Y esa carta de pintxos calientes, de los que escogerías todos y cada uno de ellos para degustarlos poco a poco. Mucho gente extranjera comete el error de centrarse en la barra sin valorar lo que un pintxo caliente de la cocina le puede ofrecer. Yo ya me voy donostiarrizandome poco a poco, y por consejos de San Google, opté por la Txalupa. ¡Ay la txalupa! Qué rico, me dejó sin palabras. Y mira que de eso a mí me suele sobrar.

De vuelta a la nave relamiéndome todavía, me di cuenta que existía un local en el que todavía no había puesto mis tentáculos así que, animado por la explosión de sabores de los pintxos, decidí seguir con la orgía gastronómica. De perdidos al río, tras el rapapolvo del General Supremo, ya habría tiempo de retomar las labores de investigación y conocimiento de Donostia.

lost_in_la_concha_restaurante_narru_cena_donostia_san_sebastian

Que voy a decir de los manjares con los que me pude deleitar en el Restaurante Narru. En un entorno privilegiado que compartimos, La Concha, está este restaurante que ha sido para mí al menos todo un descubrimiento. Tras deleitarme con unos hongos y unas almejas a la plancha, pasé por disfrutar del arroz meloso. El plato principal fue su conocido secreto ibérico. Imaginad lo bueno que estaba que se me olvidó hasta sacar el correspondiente documento gráfico. Todavía salivo pensando en esa cena.

lost_in_la_concha_bahia_nocturna_gintonic_donostia_san_sebastian

Donostia es uno de los pocos lugares del universo en el que he podido satisfacer mis siete estómagos de manera satisfactoria, y todo ello en un marco incomparable. Lo he repetido más de una vez y lo seguiré haciendo hasta la saciedad, soy afortunado. ¿Qué me dejan aquí abandonado? Pues nada, peor para ellos, yo seguiré disfrutando de la gastronomía local. Eso sí, probablemente tendré que intentar incluir más misiones de reconocimiento de la zona, que todo no va a ser comer. Aunque haya recuperado la costumbre de ejercitarme tras el disgusto inicial, no puedo seguir dedicándome exclusivamente a la gastronomía local. Para empezar, he organizado ya mi plan de acción para el Festival Internacional de Cine de San Sebastián que comienza el viernes. Os iré contando, pero la verdad es que promete, la ciudad tiene un aire distinto, a estrellas, y no alienígenas precisamente.

Creo que me quedo un tiempo aquí: Índice del presente informe de de investigación

¡He sido localizado! No tienen ni idea de cómo sacarme de aquí pero, por lo menos saben dónde estoy. Estaba yo recuperándome del disgusto de ayer mientras intentaba arreglar el “Traductor 6000” cuando he visto que empezaba a entrar una comunicación directa por la radio subespacial. Con enorme alegría he empezado a resumir mi situación y mi localización pero, el General Supremo ha tenido la amabilidad de informarme que todas las naves están ocupadas con la Guerra de la Galaxia Andrómeda. Me ha recalcado que no me debo preocupar, que ha pasado la solicitud de equipo de rescate al departamento correspondiente y que cuando consiga todos los permisos esto será coser y cantar. Se notaba un tono sarcástico sobre todo hacia el final, no sé.

Cuando el General Supremo te informa de algo, no queda más que asentir, y aceptar las decisiones tomadas. Es el gran jefe de nuestra armada y a algunos compañeros les podría extrañar que no hayan tramitado un rescate de urgencia. Pero teniendo en cuenta que su Excelentísimo me sorprendió en actitud poco profesional con su mujer, creo que este rescate va a ir para largo.

lost_in_la_concha_playa_donostia_san_sebastian

En fin, voy a respirar hondo. Esta puede ser la manera de conseguir el ansiado ascenso a Coronel. Voy a dedicarme a investigar este planeta extraño y a resumir mis hallazgos. Ya he decidido los epígrafes del informe:

–       A la caza de alimento: Resumen de mis hazañas de caza y captura de manjares curiosos para llenar mis 5 estómagos. Estoy harto de comer algas, va a ser la misión más urgente.

–       Flora curiosa y fauna indescriptible: Toda planta, animal o cosa que se cruce en mi camino merece un estudio pormenorizado.

–       Misiones de reconocimiento: Reservaré un epígrafe para cumplir con las órdenes directas del General Supremo, si es que no se olvida de mí.

–       Misterios sin resolver: Todo lo que no entienda y a lo que no encuentre explicación.

–       Momentos de relax y mantenimiento de la nave: Los daños han sido grandes, y lo mío me va a costar arreglarla. Esta información será incalculable para los técnicos de arreglos varios.

–       Ritos y costumbres extrañas: Estos terrícolas no se parecen a nada que haya visto antes, van vestidos a la calle y seguro que hacen cosas más raras todavía.

En fin, ya está preparado el índice del informe. Voy a salir a nadar un rato y a gritar todo lo que pienso sobre el General Supremo. Esta insoportable tormenta ahogara mis gritos para que no me oigan los terrícolas. ¿Aquí no para de llover nunca?