Presupuesto 2016

 

Estimado Teniente Gorb:

Una vez analizada su solicitud de fondos para el presente ejercicio terrestre lamentamos informarle que ha sido denegada. La Comisión de Distribución de Fondos Galácticos (CDFG) ha considerado que sus necesidades actuales se ven plenamente satisfechas con nuestros envíos periódicos de material y alimento. Adicionalmente la CDFG desea puntualizar:

  • No se considera imprescindible comer 12 pintxos al día para conocer a los terrícolas. En todo caso esta comisión es plenamente consciente que 7 estómagos exigen una ingesta de alimentos constante por lo que recibirá un kit de tuppers para poder alimentarse en cualquier momento y lugar.
  • No se considera que su integridad física corra peligro si corretea por la ciudad sin un pulsómetro con GPS, teléfono, MP3, gorra, gafas, medias de compresión, cortavientos y demás cachivaches incluidos en su lista. Se le hará llegar la ropa desechada por los reclutas de la Academia para poder usarla como ropa de deporte.
  • Que el año 2016 sea bisiesto no supone que sus necesidades se vayan a incrementar de manera exponencial. Nuestro planeta natal tarde 726 años terrícolas en girar alrededor de su sol, debe entender que los fondos de esta comisión son limitados por lo que saque el mayor provecho posible de sus recursos actuales.

Atentamente, la Comandancia Interestelar

P.D.: Su madre le manda recuerdos.

lost_in_la_concha_dss2016_donostia_san_sebastian_euskadi_pais_vasco

Pues mira tú que bien. Este tipo de comunicaciones le agrian un poco a uno el comienzo del año. También hay que decir que la llegada por fin del frío tampoco ha ayudado a mejorar mi humor. Estimada comandancia, llevo más de 2 años perdido aquí, no me toquen los tentáculos. Pero bueno, servidor es un explorador sacrificado por la causa:

  • Ya me buscaré la vida para seguir el ritmo de ingesta de pintxos, siempre hay cosas nuevas que descubrir. Me permito recordarles que mis últimos dos envíos de muestras de pintxos desaparecieron sin mayor explicación en alguna oficina del ministerio.
  • Los miles de artilugios necesarios para la práctica del deporte se los robaré a algún runner despistado. Es mi firme propósito recuperar mi condición física de cadete en la academia. Si hasta me he apuntado a un gimnasio, como propósito de año nuevo. Aunque eso es más un antro de tortura que otra cosa, ya habrá tiempo para hablar eso.
  • No es que 2016 sea bisiesto, además, Donostia es la Capital Europea de la Cultura, por lo tanto no dudo que será un año más que interesante para esta ciudad. Pero no se preocupe Comandancia que les mantendré informados de todo lo que ocurra.

lost_in_la_concha_parte_vieja_vino_pintxos_donostia_san_sebastian_euskadi_pais_vasco

En resumidas cuentas, brindemos todos por el nuevo año. Urte Berri on! Y a disfrutar del 2016, va a ser muy grande.

Anuncios

Fin de semana de cuernos

El verano ya está aquí. Sol, calor y Donosti ya empieza a estar a tope de turistas. Afortunadamente la meteorología nos ha acompañado con la nueva estación, pero no nos engañemos. Esto es San Sebastián, y cualquier apariencia de normalidad con respecto a las estaciones, es pura utopía. Por ahí he leído que el verdadero verano llegará a finales de julio, y supongo que se marchará a principios de agosto, esto último ya es de cosecha propia. Pero, ¡no nos pongamos negativos! Aprovechemos la visita del astro rey para disfrutar.

lost_in_la_concha_kursaal_donostia_san_sebastian_euskadi_pais_vasco

Ya llevo un tiempo por esta ciudad y puedo decir que voy cogiendo mis costumbres y mis manías. Sabéis que por la txalupa del Bergara mato, y el Peine del Viento es mi “txoko” para descansar y relajarme un poco. Es curioso al final cómo pasan los días y hacemos las mismas cosas. Así que este fin de semana he decidido romper con todo, olvidarme de las costumbres y mis hábitos. Me he dedicado a poner cuernos a diestro y siniestro.

lost_in_la_concha_cecina_donostia_san_sebastian_euskadi_pais_vasco

Habláis mucho del jamón de jabugo, pero un servidor, es capaz de asesinar por un buen lomo ibérico. En todo caso, estos días me he dedicado a hincarle el diente a la cecina, un extraño alimento de sabor curioso que ha despertado el hambre en mis siete estómagos.

lost_in_la_concha_choco_mint_donostia_san_sebastian_euskadi_pais_vasco

Otra cosa no sé, pero en los últimos tiempos, salen cafeterías como setas por Donostia. Soy tan fan de un buen desayuno en buena compañía que esto debería ser mi paraíso. Pero, curiosamente, siempre termino en los mismos rincones. Pues nada, este fin de semana he optado por cambiar de aires, y probar cosas nuevas, un descanso dulce en el “Choco Mint”.

lost_in_la_concha_muru_sagues_donostia_san_sebastian_euskadi_pais_vasco

Lo dicho, llegó el verano, y yo busque otro “txoko” para ver entrar la nueva estación. La Concha es mucha Concha pero, Donosti está llena de rincones para  relajarse y disfrutar.

En resumen, me he dedicado a poner cuernos a diestro y siniestro este fin de semana. En algunos casos, sé que volveré a mis antiguas costumbres con el rabo, digo los tentáculos, entre las piernas… Sin embargo, hay que apostar por la novedad y darle una oportunidad, que por algo un servidor es un aguerrido explorador intergaláctico y a pesar de llevar 2 años por aquí, no me puedo acomodar.

Pito pito gorgorito

Días de sol que son un espejismo, temperaturas esquizofrénicas que hacen que siga saltando de catarro marciano en catarro marciano… La vida sigue sin mucho sobresalto por Donostia. Bueno, algo si ha pasado, estamos en plena campaña electoral.

lost_in_la_concha_ayuntamiento_elecciones_donostia_san_sebastian_euskadi_pais_vasco

Últimamente veo más sonrisas que en un anuncio de Colgate. Hay un bombardeo constante de ideas y propuestas que van desde puntos de vista medianamente razonables hasta proposiciones totalmente descabelladas. Por lo menos sois más listos que los Guerreros del Qwark. Allí encierran a todos los valerosos guerreros que pretenden liderar a su pueblo en un recinto cerrado armados de un machete. Está claro quién gana, ¿no? Cierto es que podríais hacer un buen negocio llenando Anoeta para la ocasión pero, desafortunadamente la tasa de mortalidad de dicho sistema es poco práctica para un pueblo. Los Guerreros del Qwark se extinguieron hace eones, todo por desavenencias internas.

lost_in_la_concha_facultad_informatica_donostia_san_sebastian_euskadi_pais_vasco

Los Xíminis son gente inteligente, muy centrados en la ciencia y opinan que los recipientes biológicos no son capaces de liderar a los pueblos de manera eficiente. Por lo tanto, disponen de tres máquinas superinteligentes que toman las decisiones por ellos. Tengo mis contactos por la facultad de informática de la UPV en el campus de San Sebastián, así que podríamos hacer un intento. Aunque, el problema aquí surge cuando se estropea la máquina en cuestión. Los pobres Xímini llevan atascados evolutivamente desde hace un par de siglos, ya que la última actualización de las máquinas en cuestión, las mantiene en un bucle de reinicialización.

lost_in_la_concha_bahia_donostia_san_sebastian_euskadi_pais_vasco

Pero, ¿el buen líder nace o se hace? El líder más valorado que conozco es Risku, del planeta X”3. Rige en sus dominios sin ningún tipo de oposición, todo el planeta apoya sus decisiones, lo cual no es difícil ya que es el único superviviente de su especie tras una catástrofe biológica. Una vida solitaria sin duda pero, a todos nos gustaría ser Comandantes Supremos de nuestro planeta alguna vez. Desafortunadamente, tampoco es una opción viable para Donostia; os tendría que aniquilar a todos y a ver quién me va a cocinar los pintxos.

lost_in_la_concha_anochecer_zurriola_donostia_san_sebastian_pais_vasco

En definitiva, estáis frente una encrucijada complicada terrícolas míos, mucho ánimo y por favor, dejad de lado ese espíritu de “o estás conmigo o estás contra mí”. El universo es demasiado grande y extenso para que en una extensión de tierra tan pequeña os estéis echando los trastos a la cabeza. Yo por mi parte me presento voluntario para asesorar tanto al Ayuntamiento y a la Diputación en Turismo Intergaláctico. A este rincón de la galaxia se le puede sacar mucho juego.

Dicen que correr es de cobardes

Mensaje para el Teniente Gorb

Dada su ausencia no justificada en los últimos exámenes físicos de la Academia, le informamos que tiene 90 días para demostrar que su estado de forma cumple con los requisitos de Teniente de la 5ª Flota.

La Comandancia Interestelar

lost_in_la_concha_barandilla_bahia_donostia_san_sebastian_euskadi_pais_vasco

¡Pero bueno! Definamos ausencia no justificada estimada Comandancia. Que gracias al “excelente estado de forma” de la nave que me asignaron me encuentro aquí tirado. Vale que quizás haya dejado un poco de lado mis obligaciones investigadoras y mis informes han disminuido pero, estaba ocupado en mis estudios. Es que la vida en Donostia es muy dura. Ha llegado el buen tiempo y hay que empezar a probar las sillas nuevas de las diferentes terrazas, las incorporaciones de nuevos pintxos en las cartas, asegurarse que mis favoritos siguen sabiendo igual de bien a pesar del paso de los meses, los anocheceres por La Concha…

lost_in_la_concha_cafe_saigon_din_sum_pato_boletus_donostia_san_sebastian_euskadi_pais_vasco

Servidor no se pierde una, y pude disfrutar de una buena cena en el Café Saigón. La verdad que puedo decir sin dudarlo que me enamoré… del Din Sum de pato y boletus. Una noche agradable en buena compañía, en la línea de glotonería extrema de las últimas semanas. Lo de que los vascos solucionan todo alrededor de una mesa bien provista, es cierto y lo he demostrado de manera empírica más de una vez estos últimos meses.

lost_in_la_concha_zapatillas_correr_running_donostia_san_sebastian_euskadi_pais_vasco

Pero Comandancia, cierto es que debo mirar un poco mi forma física. Últimamente me falta el aire cuando subo las escaleras de la playa, y noto los tentáculos hinchados. Así que estoy dispuesto a recuperar las buenas costumbres. Toda esta orgía gastronómica puede que sea una treta de los donostiarras para tenerme controlado como un gatito satisfecho lleno de comida. Así que he decidido retomar con energía mi espíritu deportista.

lost_in_la_concha_urumea_puentes_donostia_san_sebastian_euskadi_pais_vasco

Algunos dicen que el running es una moda pasajera, otros que correr es de cobardes y otros que sin un mínimo de tres gadgets de última tecnología lo que haces es correr, no running. Pero, lo que está claro es que sudar la camiseta relaja, y hacerlo en San Sebastián al anochecer alegra el día a cualquiera. Mi reto inicial fue la San Silvestre y más adelante me comí mis primeros 10 kilómetros con patatas. Esos pequeños éxitos hacen mejor todavía el camino a recorrer. No sé qué será lo próximo, actualmente creo que no sería capaz de llegar dignamente hasta la esquina pero he cumplido algo muy importante, caer en un grupo de Whatsapp de corredores. Se llama “Llorones del running”, con eso digo todo y no digo nada. Una gran ayuda, y un poco cabroncetes también. Dios los cría y ellos se juntan, y para conocer las técnicas del enemigo, hay que analizarlo a fondo. ¡A por el próximo reto!

lost_in_la_concha_bahia_farola_donostia_san_sebastian_pais_vasco_euskadi

En fin Comandancia, prometo ser bueno y ponerme al día, aunque estar atrapado en La Concha me impedirá poner de manifiesto mi valía. Si quieren ponerme a prueba, no duden en venir a buscarme para sacarme de aquí. Podríamos correr la próxima carrera juntos para ver quién gana. Ausencia injustificada no te jo…

Un San Valentín Rapidín

Esto de hacerse un lugar en la historia de la galaxia explorando nuevos territorios es muy gratificante pero, a veces es muy duro. Y sobre todo solitario. Voy entendiendo poco a poco a los donostiarras, y si ellos mismos lo tienen un poco complicado para conseguir algo de cariño en esta ciudad, qué os voy a decir de un alienígena morado y con tentáculos.

lost_in_la_concha_playa_anochecer_donostia_san_sebastian_pais_vasco_euskadi

Pero era San Valentín, y además Carnavales. Ni una alineación de las estrellas de La Constelación Rixiana parecía más propicia que el pasado fin de semana para buscar algo de calor humano, alienígena o lo que surgiera. El invierno es largo, y nunca está de más un poco de compañía para pasar las frías noches acurrucados bajo la manta, pasear bajo la lluvia… No sé, creo que últimamente ando un poco tontorrón.

Dicho y hecho, arranqué el fin de semana con una misión clara y concisa, disfrutar del 14 de febrero en buena compañía. Era el momento de pasar a la acción y poner en práctica todos mis conocimientos sobre donostiarros y donostiarras. Pero el viernes por la noche la cosa se presentaba complicada. Climatología adversa, cómo no, calles poco concurridas y un alienígena a un gintonic pegado en la barra del bar clavado. No había manera, pocas veces me he sentido tan sólo. Quizás la culpa fue mía por no haberme metamorfoseado en humano. Pensaba que el Carnaval era mi momento y podría enseñar mis auténticos encantos a los donostiarras. Pero, por muchas felicitaciones que recibiera por la autenticidad de mis tentáculos, no había manera de mantener ninguna conversación civilizada.

lost_in_la_concha_pokhara_gintonic_donostia_san_sebastian_euskadi_pais_vasco

Hasta que llegó ella. Una belleza vestida de astronauta. El destino llamaba a mi puerta. El grado de embriaguez de la señorita también ayudó, no lo vamos a negar. En cuanto dije que desde mi casa tenía vistas a la bahía, los ojos le brillaban con el símbolo del dolar. Pobrecita, no sabía que mi casa está hundida en la bahía, no frente a ella en Miraconcha. Ya llegaría el momento de contarle eso. No sé muy bien cómo, la cantidad de ginebra en sangre de la señorita y un servidor era bastante elevada pero, quedamos para cenar la noche siguiente. Ding ding ding! Premio para Gorb.

lost_in_la_concha_san_valentin_flores_donostia_san_sebastian_euskadi_pais_vasco

Una mañana elegante, un buen desayuno rodeado de flores en el Café Laffose, todo se presentaba a favor. Para qué negarlo, tenía el ego subido. Era mi momento. Afortunadamente tuve un momento de lucidez y decidí aprovechar mis conocimientos del Hotel de Londres para colarme en una habitación. No sé cuánto tiempo me voy a quedar, y no es muy inteligente enseñar tu base de operaciones en el fondo de la bahía a la primera que pasa.

Opté por mostrar apariencia humana inicialmente, no se puede tentar a la suerte en tu primera cita seria en la tierra. Una buena cena y un paseo hasta el hotel. La cosa pintaba bien, no sé, todo parecía propicio y digamos que tomar una copa mirando a la bahía mejora el ambiente. Yo la miré ella me miró, risas tontas y comentarios superfluos nos llevaron al dormitorio y…

lost_in_la_concha_hotel_londres_san_sebastian_donostia_euskadi_pais_vasco

Gritos, chillidos, tortazos y portazos; acompañados por amenazas y palabras malsonantes me dejaron tirado en la cama sin saber muy bien qué había pasado. Bueno, sí, el sexo entre diferentes especies siempre es complicado. Las diversas razas de la galaxía tienen sus “orificios especiales” en lugares que no suelen coincidir y la manera de llegar al extásis puede tener muchas variantes. En mi caso, creo que mostré mi ubre amatoria demasiado pronto.

Un jugador nunca debe enseñar sus cartas demasiado pronto. Pareces nuevo Gorb, lo del sábado fue un error de novato, tú que te has llevado al huerto a razas de todos los tipos y colores. Si te vieran tus compañeros de La Academia Interestelar tendrían bromas para rato. En fin, de todo se aprende. Esto es una carrera de la larga distancia y siempre me quedará refugiarme en la gula frente a la lujuria. El que no se consuela es porque no quiere.

Una kuadrilla para Gorb

¡Qué pasa Gorbo!

¿Qué es de tu vida perdido en el rincón más recóndito de la galaxia? Macho por aquí se te echa de menos. Hemos conseguido infiltrarnos en la sala de control para mandar el mensaje, lamentamos decir que aunque de cara a la galería el Comandante Supremo esté vendiendo una exhaustiva misión de rescate… El único que ha sido asignado a tu búsqueda es el subcoronel Pocoveo. Y todos sabemos que tanto su nave como él, necesitan una puesta a punto urgente. Si es que a quién se le ocurre liarse con la mujer del jefe. Pero no negaremos que está de muy buen ver. ¡Machote!

No te preocupes, hemos empezado a movernos para traerte a casa, que por algo somos compañeros. Eso sí, ya puedes empezar a almacenar pintxos de esos que los queremos probar.

Tus amigos de la Academia Interestelar

lost_in_la_concha_victorioa_eugenia_donostia_san_sebastian_euskadi_pais_vasco

Aaaaaay. Mis amigos. Cómo los echo de menos. Esas noches de diversión y fiesta hasta el amanecer en los sótanos de la academia. La verdad es que a veces me entra la morriña y no puedo más que echar en falta mi planeta mientras paseo por Donosti. Que no estoy mal aquí pero, los amigos son los amigos. He tenido la suerte de infiltrarme en una buena kuadrilla alguna vez pero, siempre seré el alienígena morado con tentáculos.

lost_in_la_concha_estatua_paseo_de_francia_donostia_san_sebastian_euskadi_pais_vasco

Por eso me he  llegado a plantear montar mi kuadrilla propia. La kuadrilla es la que te hace reír, con la que pasas el rato y te escucha cuando estás un poco alicaído. Pero, con estas tres por ejemplo no hay manera. Vale, están todo el día en uno de los rincones más bonitos de San Sebastián. Pese a todo, eso no os da derecho a mirarme por encima del hombro guapas. Solo os faltó escupirme cuando os sugerí irnos de fiesta una noche.

lost_in_la_concha_estatua_don_quijote_y_sancho_panza_donostia_san_sebastian_euskadi_pais_vasco

Estos dos me pillan cerca y siempre que nos encontramos charlamos un rato. Desafortunadamente, tengo la impresión de que sobro cuando llevo un rato con ellos. Llevan mucho tiempo juntos y la complicidad que han desarrollado es difícilmente superable. Me han prometido una partida de mus pero claro, necesito pareja. Si alguno se anima lo podríamos intentar, si hay algún tahúr por la sala que se ponga en contacto. Eso sí, me tiene que explicar qué es eso del mus, que con tanta frase rápida, garbanzos y señas, me tiene muy despistado.

lost_in_la_concha_estatua_san_sebastian_iglesia_santa_maria_donostia_san_sebastian_euskadi_pais_vasco

Este pobre lo veo sufrir todos los días, y más que nada me entran ganas de invitarlo a un chocolate caliente. Todo el día ahí arriba tan ligero de ropa. ¡Qué frío por favor! A este desdichado lo andan pinchando todo el día; lo de las flechas la verdad es que muy cómodo no tiene que ser. En todo caso, le andan sacando fotos a todas horas, y creo que en el fondo el tema le da un poco de morbo.

En fin, que seguiré buscando gente que me acompañe en mis aventuras para poder olvidar un poco la distancia que me separa del hogar. Si alguno se anima, ya sabéis dónde encontrarme, en el fondo de la bahía de La Concha.

El día después

Sabéis bien que la noche donostiarra me confunde. No hay manera de comprender vuestros rituales de apareamiento. Grupos cerrados del mismo sexo miran de reojo al resto intentando aproximaciones esporádicas, pero lo de pillar cacho es algo complicado, casi milagroso. Os da por beber extraños brebajes para daros valor, como si lo de conseguir algo de amor y cariño fuera sólo cosa de pociones mágicas. No lo negaré, poco a poco me voy aficionando a ese extraño zumo de uva fermentada que denomináis vino en sus diversas variantes. Los que compartimos peripecias en Instagram sabéis que la noche del sábado fue divertida gracias a una cata de vinos que disfrute en buena compañía. Los pormenores de la noche están algo borrosos pero puedo decir, que me gustó el vino italiano. Qué demonios, el argentino, el francés, el californiano… todos estaban buenos.

lost_in_la_concha_cata_vino_botella_donostia_san_sebastian_euskadi_pais_vasco

Luego, cómo no, llegó la hora del gintonic. Esta vez no hizo falta utilizar cuchara para tomarlo como en otras ocasiones pero poco a poco la noche se fue complicando, y complicando y complicando… No recuerdo mucho pero qué os voy a decir de la noche donostiarra, que no sepáis. Es una jungla en la que es difícil moverse, te vas enfrentando al fondo de una copa vacía para esconderte de los miedos y temores que supone guiarse por terreno hostil.

lost_in_la_concha_gin_tonic_fiesta_farra_donostia_san_sebastian_euskadi_pais_vasco

Y la mañana siguiente, es cuando se complica el tema. Esa cabeza que resuena como un tambor, ese trapo en el que se ha convertido tu lengua donde los efluvios de la noche anterior se mezclan con unas horas de sueño revuelto. Observas la ropa tirada alrededor de la cama e intentas recordar cómo has sido capaz de volver a la nave en línea recta. Por qué será que las noches de sábado que se complican dejan el tiempo aprovechable del domingo reducido a la mínima expresión. En serio, tengo dudas si los esfuerzos realizados los sábados por la noche compensan las lamentables condiciones físicas y mentales en las que uno se encuentra los domingos.

lost_in_la_concha_cafe_lafosse_desayundo_donostia_san_sebastian_eukadi_pais_vasco

El día después siempre es complicado, lleno de arrepentimientos por algún hecho vergonzoso acontecido por la excesiva ingesta de alcohol. La mañana se suele convertir en una nebulosa turbia en las que muchas veces cuesta hasta llegar a la ducha. El despertar del nuevo día suele estar lleno de incógnitas en muchos casos, por los infructuosos intentos de reconstruir de todos los acontecimientos de las últimas horas. Pero, personalmente, para mí, la peor parte es la necesidad de disponer de un cerebro nuevo. En todo caso, mi terapia irremplazable, un buen desayuno. Y el domingo tuve la suerte de probar el Café Lafosse en la calle Txofre en Gros. Sabéis que siempre me ha gustado llenar los 7 estómagos con fundamento y fuste, y el desayuno es una de mis tres comidas favoritas. Un bonito rincón tranquilo donde se desayuno como un rey, cosa complicada a pesar del éxito de las cafeterías por estas tierras.

lost_in_la_concha_la_bahia_playa_paseo_donostia_san_sebastian_euskadi_pais_vasco

En todo caso, lo importante; bien sea en una noche de fiesta y alcohol o con un buen desayuno intentando reconstruir cuerpo y mente, es la compañía. Y no me puede quejar, yo este fin de semana he tenido la mejor. Así se disfrutan todos los días, los de antes, y los de después.

Pequeños grandes placeres

Que os voy a decir del tiempo donostiarra que ya no sepáis. La climatología cambiante de estas tierras supone un reto para cualquier mente que intenta organizar un poco la generación de vestimentas para la semana. A veces hace sol, a veces llueve y otras veces hace viento… Y otras veces hace todo a la vez.

lost_in_la_concha_playa_donostia_san_sebastian_euskadi_pais_vasco

De locos, de acuerdo pero, estoy convencido que eso hace que los días de sol los disfrutemos más. No negaré que echo de menos la calma de mi bahía antes de que hordas de turistas se lanzaran en manada a descubrir esta ciudad. El sábado brillaba el astro rey y un servidor, como todos aprovechó para tostar sus tentáculos al sol. Obviamente, estaban metamorfoseados en apariencia humana para no levantar suspicacias. Lo que está claro, tal y como demuestra la imagen, es que un paseo por La Concha con buen tiempo es el pasatiempo favorito de muchos donostiarras, y gente de los alrededores. Cada uno con sus vicios, un servidor no juzga a nadie, pero hay momentos en los que eso parecía una marcha militar.

lost_in_la_concha_comida_ensaladilla_rusa_ezkurra_donostia_san_sebastian_pais_vasco

Otra posibilidad es darle rienda suelta a la gula. Que sí, que sabéis que me gusta comer pero hace tiempo que no hablamos de comida. Si queréis daros un homenaje, deleitad vuestras papilas gustativas con la Ensaladilla Rusa del Bar Ezkurra. Hay bares chic, hay bares modernos y hay bares de toda la vida. Para pintxos clásicos para chuparse los dedos, hay que parar en el Ezkurra y su ensaladilla es para quitarse el sombrero.

lost_in_la_concha_paseo_nuevo_donostia_san_sebastian_pais_vasco

Si toca pasear, soy mucho más partidario del Paseo Nuevo, y desde que lo volvieron a abrir hace poco se ha abierto un mundo de posibilidades para mis paseos diarios. La opción de recorrer un par de kilómetros paseando entre la montaña y el mar no tiene precio.

lost_in_la_concha_cervezas_amigos_donostia_san_sebastian_pais_vasco_euskadi

Cada uno tiene sus pequeños vicios, sus placeres, por ahí he leído que por aquí tuvisteis otro visitante intergaláctico que le gustaba comer gatos (vaya trabajo despellejarlos), hay gente que le encanta el chocolate, cada vez hay más fanáticos del gimnasio; en resumen en esta ciudad y en este universo hay de todo. Personalmente, dadme unas cervezas y buena compañía para disfrutar de una buena tarde y ya soy feliz. Un alienígena de gustos sencillos, ese soy yo.

El saber no ocupa lugar, pero a veces cuesta lo suyo

En ciertos aspectos la verdad es que me puedo sentir afortunado, en mi planeta tenemos bastante depurada la técnica de absorción de conocimiento. Si necesito saber sobre algo me conecto al ordenador de la nave y en poco más de 10 minutos ya sé todo lo que hay que conocer del tema en cuestión.

lost_in_la_concha_hitzez_euskaltegi_donostia_san_sebastian

Sólo hay un asunto que se me ha complicado, como bien pude descubrir en mi primera salida a investigar este extraño lugar, hace ya muchos meses. El euskera es difícil. Creo que decir difícil, es quedarse corto, muy corto. No hay por donde cogerlo y no encuentro enciclopedia intergaláctica con la que hincarle el diente a este puñetero lenguaje. Así que no me ha quedado otra que apuntarme a uno de estos centros que llaman Euskaltegis para meterle caña al tema. Confesaré que por ahora no paso del “Nire izena Gorb da” y el koskorrikasko… o corre que te casco o… Vamos, que yo siempre digo gracias cuando interactúo con los humanos. A un servidor siempre le han enseñado que es de buen nacido, ser agradecido. Os mantendré informados de mis progresos pero, esta parece que será una de mis misiones más complicadas.

lost_in_la_concha_parque_columpios_donostia_san_sebastian

Los humanos desde muy pequeños aprenden de la dureza de la vida. Los parques infantiles son pequeños campos de entrenamiento sobre las trampas y zancadillas que les puede poner la vida por delante. La crueldad que se destila en algunas de las conversaciones que he podido ver en estos extraños lugares, es pareja a la que se sufre en las mazmorras de los Preks.

lost_in_la_concha_upv_universidad_donostia_san_sebastian

Esta gente tiene el camino bastante marcado, al menos en los primeros años de su existencia. Guardería, ikastola, instituto, universidad… Algunos incluso optan por una vida dedicada al estudio. Sus progenitores tienen que aguantarlos en casa durante un periodo de tiempo que puede llegar a eternizarse. En mi planeta, en el momento que logramos nuestra madurez física y psicológica, nos dejan libres para que nos busquemos la vida. A más de uno se lo ha zampado algún animal salvaje pero, si sobrevives sólo, no hay duda de que te curtes. Aquí, los progenitores pueden llegar a aguantar a sus retoños sin fecha de caducidad, la verdad es que a más de uno paciencia no le falta.

lost_in_la_concha_bar_bideluze_donostia_san_sebastian

Pero, lo que yo tengo claro es que sobre la vida se aprende en la calle, no encerrado entre cuatro paredes. Para aprender sobre este planeta, sigo un estricto régimen de cerveza y pintxos en cada uno de los bares de Donostia, la mejor de las maneras para aprender sobre el donostiarrismo.

Resuenan los tambores. Gora Donostia!

Mensaje para el Teniente Gorb

Llevamos semanas sin recibir ningún informe de sus andanzas en ese extraño lugar llamado Donostia. No hemos detectado ninguna señal de socorro y el botón de autodestrucción de su nave no ha sido activado. El General Supremo y su mujer le mandan recuerdos. La misión de salvamento ya está prácticamente en marcha

La Comandancia Interestelar

P.D.: Recuerde que sólo debe pulsar el botón de autodestrucción en caso de extrema necesidad, las naves son muy caras y sus descendientes correrían con los gastos.

Hombre, Comandancia, muchas gracias por acordarse de este humilde investigador. No sé qué sería de mí si no supiera que están velando por mi seguridad. Me voy a abstener de hacer comentarios sobre las cualidades técnicas de la nave, ya que por culpa del maldito trasto estoy atrapado aquí. Pues la verdad es que he pasado uno de los momentos más críticos desde que llegué a este planeta. El pasado 7 de enero se abrió la veda de las denominadas “Rebajas”. Una época del año en la que la gente se vuelve un poco loca. Andaba yo tranquilamente investigando sin molestar a nadie cuando una estampida de terrícolas cargadas de cientos de bolsas me arrolló. Quedé malherido y he tardado un poco en recuperarme.

lost_in_la_concha_tamborrada_tambores_donostia_san_sebastian

Pese a todos los males, uno se sacrifica por la causa, y sigo empeñado en entender a esta gente. Hace un par de semanas empecé a ver gente transportando curiosos instrumentos. Supuse que se trataría de algún tipo de extraño ritual que desconocía. Por lo tanto, me infiltré dispuesto a observar.

Eran los primeros ensayos para el gran día de la ciudad. El día 20 de enero es una fecha marcada en el calendario de todos los donostiarras. Y toda gran celebración exige preparación y ensayo. 2 grupos, armados de barriles y tambores se enfrentan en una guerra sonora en la que es importante darle fuerte. ¡Cómo mola! Conseguí infiltrarme en una de las extrañas sectas que recorren la ciudad en ese importante día, la Tamborrada de la Donosti Cup.

lost_in_la_concha_tamborrada_donosti_cup_illumbe_localidades_donostia_san_sebastian

Y llegó el gran día, 24 horas de tambores, barriles, fiesta y diversión. Perdón, rectifico, todo empezó el 19 de enero, en Illumbe. Bonito calentamiento. En su momento ya hablamos de diferentes lugares de reunión y el ambientazo que se crea en esa plaza de toros que sirve para un roto como para un descosido no tiene rival. ¡Y si es con tambores todavía mejor! Toda una experiencia tocar en la pista. Desafortunadamente el GBC no pudo rematar la tarea contra un potente Real Madrid pero, puedo afirmar que se nos oía tocar fuerte.

lost_in_la_concha_tamborrrada_donosti_cup_formación_illumbe_donostia_san_sebastian

Y a las 00:00 del lunes empezó la locura, 24 horas de fiesta y tambores. Y no podía faltar la lluvia. Aaaay, la lluvia, compañera inseparable en esta húmeda ciudad. Pero, el espíritu de fiesta que aflora en los donostiarras estos días no hay lluvia torrencial que lo pare. No hay más que preparar el kit de supervivencia extrema, chubasquero, petaca y sobre todo mucho ibuprofeno. Siempre es importante gestionar el avituallamiento. Eso sí, no sé a qué virgen le había rezado alguno porque apenas nos mojamos. Tengo que enterarme, tengo mi propia lista de milagros a pequeña escala que necesito cumplir.

lost_in_la_concha_tamborrada_kit_petaca_chubasquero_donostia_san_sebastian

En cada rincón de la ciudad se podía escuchar la Marcha de San Sebastián y el investigador inexperto podría confundirlos con preparativos de guerra pero yo ya he hecho mis deberes y sé, que aunque los donostiarras a veces sean un poco fríos, hay días en los que se vuelven un poco majaras y disfrutan como locos de la fiesta.

lost_in_la_concha_tamborrada_donosti_cup_amara_donostia_san_sebastian

Y tras cuatro horas de recorrido, llegó el momento de seguir la fiesta y de disfrutar como un enano. Con el calentamiento ya hecho, llegó el momento de entrar en los rituales de apareamiento de la especie. La oscuridad invita a seguir con la fiesta y aunque el traje de cocinero no sea el modelito más sexy para llamar la atención, cada uno tiene sus fetiches y diré que dan un aire… gastronómico. Y bien sabéis que a un servidor le encanta comer.

lost_in_la_concha_tamborrada_donosti_cup_riberas_donostia_san_sebastian

Prometo seguir informando de mis hazañas, las últimas semanas han sido difíciles pero, puedo decir que cada vez soy más donostiarra.

lost_in_la_concha_tamborrada_Kursaal_donostia_san_sebastian

Salgo en una tamborrada, deseo oculto del 99,99% de los habitantes de esta ciudad, aunque no lo quieran admitir.