Pesadilla de una noche de verano

Todos tenemos rincones favoritos en la ciudad; La Concha es mucha Concha, el parque Cristina Enea es un pulmón de tranquilidad en el trajín diario y por ejemplo la Parte Vieja es un laberinto de misterios. Pero, si un txoko siempre me cautiva es el Paseo Nuevo. Desafortunadamente, estuvo cerrado unos meses pero ya está a pleno rendimiento. Para pasear tranquilamente, para disfrutar de la enormidad del Cantábrico, para hacer un poco de deporte… es un lugar idílico. Además, ahora que la ciudad está algo más tranquila, es el rincón perfecto para relajarse en estos estupendos días que nos está regalando septiembre.

lost_in_la_concha_paseo_nuevo_escultura_donostia_san_sebastian_pais_vasco_euskadi

La tranquilidad que se respira por este camino siempre me ha gustado. Es posible alejarse del bullicio de la ciudad y mientras mi querido monte Urgull hace de pantalla, se puede uno perder en la inmensidad del mar; ese mar cantábrico que me tiene enamorado, ese azul infinito en el que a veces da ganas de perderse.

lost_in_la_concha_paseo_nuevo_altura_urgull_donostia_san_sebastian_euskadi_pais_vasco

La verdad es que es un rincón que puedo llegar a visitar más de una vez al día, porque me inspira paz; los días que me pongo melancólico y me da por acordarme de mi hogar, pues paseo por aquí. ¿Por estas tierras estoy muy a gusto eh? Pero el corazón tira para el hogar, y una madre es una madre. Qué estará pensando mi pobre madre no lo sé, aunque probablemente seguirá más de cerca la meteórica carrera de mi hermano Garb, que tiene un puestazo en el Ministerio Intergaláctico. No nos engañemos, los padres siempre tienen favoritos, uno se deja los tentáculos peleando en los rincones más recónditos del universo conocido, y tu madre te cuenta que a tu hermano le han puesto cortinas nuevas en la oficina. Pero bueno, no me quejaré, siempre viene bien tener contactos en el Ministerio, aunque con el éxito que está teniendo mi misión de rescate no sé yo si mi hermano me quiere tanto como dice.

lost_in_la_concha_paseo_nuevo_bahia_donostia_san_sebastian_euskadi_pais_vasco

Que me desvío del asunto en cuestión, hablábamos del Paseo Nuevo, un rincón incomparable al que merece la pena volver una y otra vez. Estos días de septiembre están siendo un regalo del cielo pero, tengo la refrigeración osmótica estropeada y en la nave se acumula calor, humedad… Estoy planteándome seriamente cederla a la Perla como sauna extra y de paso sacar algo de benefició, porque la nave ahí varada en la bahía, no la estoy amortizando. Así que opté por pasear, como no, por el Paseo Nuevo. Está claro que de noche vistas no va a haber, pero iba yo tranquilamente pensando en mis cosas cuando empecé a escuchar unos sonidos extraños. Eran unos tenebrosos ruidos rítmicos que me aceleraron las pulsaciones, además de vez en cuando se oían gritos femeninos que me hicieron acelerar el paso. Parecía que mi paseo no iba a ser tan tranquilo como pensaba. Desafortunadamente, todo no quedó ahí, pues más adelante empecé a escuchar extraños cánticos en la oscuridad. Hay que decir que tengo una imaginación bastante independiente, y le da por pensar cosas raras sin que yo me dé cuenta. Ya me estaba viendo a los soldados saliendo de las tumbas del Cementerio de los Ingleses y montando una fiesta.

lost_in_la_concha_paseo_nuevo_noche_donostia_san_sebastian_euskadi_pais_vasco

El paseo empezaba a parecerse a la final de 100 metros lisos, porque lo único que buscaba era que las luces del Kursaal iluminaran mi camino. Pero, lo que vi fue una pequeña luz que se movía rodeada de reflejos naranjas que venían directos hacía mí. Ya convencido que las autoridades me habían localizado cargué mi pistola de protones cuando un pequeño golpe de cordura me hizo parar y esperar a que las luces se acercaran. No era más que un runner equipado con todos los gadgets de última generación. A puntito estuve de meterle el frontal de luz por su orificio trasero, y a la pandilla de quinceañeros que estaban de litros por Urgull ya les hubiera dado un buen susto. A la pareja que estaba copulando en un viejísimo Renault 5 haciendo ruidos infernales de ultratumba pues, la dejaría en paz. Pillar cacho en esta ciudad es muy complicado, ¡y es motivo de celebración!

Anuncios

Cuando el hambre aprieta…

Vamos, no lo neguéis. Sé que cada uno de vosotros lo ha visto. Algunos lo habéis hecho de reojo, con media sonrisa, haciéndoos los escandalizados; otros os habéis dedicado a darles ánimos deseando ver cómo acababa la cosa. El 99% de vosotros tenéis Whatsapp, yo mismo estoy en ese clan de mirones cotillas. Ay pillines, que voyeurs sois. Bueno, somos, que uno cada vez es más terrícola y confieso que he recibido el video en cuestión de tres vías diferentes. Por si algún despistado no se ha puesto al día con el video más viral de los últimos días en Donostia y alrededores aquí le podéis echar un ojo. No es apto para recatados ni ojos sensibles… Ese vídeo, sí, ese vídeo.

lost_in_la_concha_atardecer_bahía_playa_donostia_san_sebastian_euskadi_pais_vasco

A ver criaturitas, que no, que no es el momento ni el lugar. Tengo claro que en tiempos de guerra, todo agujero es trinchera pero… No por favor. Siempre me habéis dado envidia los terrícolas con esto del roce, el cariño y las muestras de amor. Sabéis que no se me da del todo bien y todavía no he tenido demasiado éxito en mis aventuras de ligoteo pero, lo de desfogarse en el Alderdi Eder a esas horas cuando pasa gente no sé yo si es lo más apropiado. Aunque, la cosa estaba para sacar las palomitas y empezar a jalear.

lost_in_la_concha_cristina_enea_donostia_san_sebastian_euskadi_pais_vasco

Esta ciudad está llena de sitios más recónditos, no lejos de la bonita bahía que ofrecen mayor privacidad; lo cual me parece imprescindible para ponerse a tono. Cada uno con sus vicios y perversiones pero, opino que saber que tu trasero está siendo observado, analizado y criticado por media ciudad, no levanta ni el mástil de un pequeño velero. Vale, en los lugares escondidos hay otro tipo de enemigos como los animales salvajes, si te buscas un huequito en Cristina Enea, un pavo real te puede dar un buen susto. Eso sí, el tema quedará entre tú y el pavo real, no se tiene que enterar nadie más.

lost_in_la_concha_plaza_constitucion_arcos_donostia_san_sebastian_euskadi_pais_vasco

Vivimos en una ciudad turística, llena de opciones de alojamiento. Algunos me dirán que falta presupuesto pero no estoy diciendo que por un calentón haya que irse al Maria Cristina, eso se deja para más adelante cuando se quiere disfrutar de una velada romántica. Honestamente, creo que un buen colchón en la pensión más económica seguro que es más cómodo, y sobre todo rozará menos que las hierbas del Alderdi Eder. Además, no corres el riesgo de restregarte con regalitos dejados por algún animal que ha decidido hacer sus necesidades en los jardines del Ayuntamiento. Hasta los soportales de alguna plaza pueden llegar a ofrecer un entorno más romántico que el del vídeo.

lost_in_la_concha_coches_donostia_san_sebastian_euskadi_pais_vasco

Y ¿por qué no aprovechar esos endiablados inventos de cuatro ruedas que utilizáis para trasladaros de un lado a otro? Eso os da lugar a seleccionar un bonito lugar romántico. Vale, que muchas veces no hay ni tiempo para preliminares pero, algo más de privacidad tendréis digo yo. Puede que si el vehículo en cuestión no es muy grande, además de desfogarte un poco, puedas aprovechar para hacer interesantes ejercicios gimnásticos para mejorar tu flexibilidad, así que se obtiene un dos por uno en toda regla.

Ahora que lo pienso, una vez solucionados mis problemas de humedad en la nave, se ha convertido en un rincón agradable en el fondo de la bahía. Quizás sea el momento de sacar jugo al enclave privilegiado, alquilando algunas zonas de la misma por horas. ¡Hay que ser emprendedor!

Nos vemos en el Kursaal, General Supremo

Estimado excelentísimo y bien amado General Supremo:

¿Se acuerda usted de mí? Soy el Teniente Gorb, atrapado en el planeta tierra, en la playa de La Concha en Donostia para ser más exactos. Hace más o menos tres meses hablamos de mi situación y tuvo la bondad de informarme de que todas las naves estaban ocupadas en la Guerra de la Galaxia Andrómeda. La misión de rescate se iba a poner en marcha lo antes posible.

 

lost_in_la_concha_bahia_donostia_san_sebastian

Yo, bueno, que no quería molestar y eso pero, ¿cómo está la cosa? ¿Vamos ganando la Guerra? No es que me queje, en lugares mucho peores me podría haber quedado atrapado pero, es que nadie se ha puesto en contacto conmigo y no tengo idea de los avances de nuestra flota. Sé que usted y yo empezamos con mal pie cuando me encontró en actitud poco profesional con su mujer, pero le juró que fue un desliz del que he aprendido tras mi estancia en este planeta.

Este es un lugar idílico, es cierto, pero los cambios de tiempo no han hecho más que agudizar mis gripes venusianas y cada dos por tres debo quedarme en la nave sin poder investigar. Además, según me han dicho el otoño que se acerca es todavía más húmedo. Con lo que ha caído en eso que llaman verano, no quiero pensar lo que me espera según se acerquen épocas más frías.

No es mi intención poner en duda las decisiones de su excelencia pero sólo busco tener noticias de mi hogar. Yo envío mis informes periódicamente sin recibir respuesta alguna. Por cierto, ¿quién ganó la Copa del Torneo de Babosas Saltimbanquis? Considero que este planeta puede ser un lugar interesante para establecer un centro de investigación permanente. De hecho, no tengo problema en ofrecerme voluntario para dirigir la misión. Pero, necesito urgentemente materiales para subsistir. El tema de la alimentación está más que cubierto con las excelencias de la gastronomía local, de hecho, estoy convencido que usted disfrutaría de sobremanera una vuelta por aquí pero, la nave empieza a estar algo sucia. Creo que en breve ni los cerdos de Saturno vivirían aquí. Además, necesito renovar el armamento sónico, nunca se está suficientemente preparado.

 

lost_in_la_concha_Kursaal_dia_donostia_san_sebastian

Por eso, le propongo utilizar el Palacio de Congresos Kursaal como centro de intercambio. Es un gran edificio que se ilumina por las noches, por lo que es fácilmente visible desde el cielo. Centro de congresos para los terrícolas, es uno de las edificios más emblemáticos de la ciudad. De hecho, según he podido investigar, cambia de color y de aspecto según las festividades y eventos locales. En un principio estaba convencido de que era algún tipo de arma militar defensiva dada su luminosidad pero parece terreno neutral. La verdad es que por las noches, toda la zona toma un aire especial.

 

lost_in_la_concha_Kursaal_noche_donostia_san_sebastian

Espero que tome en consideración mi solicitud y tener noticias suyas en breve. Mis años de servicio en la flota deberían demostrar que soy un activo valioso para la organización.

Se despide atentamente,

Teniente Gorb

Los aventureros están hechos de una pasta especial

La vida del explorador intergaláctico es complicada, y sobre todo solitaria. Llevo más de un mes por este paraje extraño y obviamente, hay momentos en los que la morriña me puede. Echo de menos mi tranquilo planeta donde no soy un desconocido, ese lugar donde se me quiere y se me da cariño.

lost_in_la_concha_playa_zurriola_donostia_san_sebastian

 En esos momentos en los que la soledad me embarga empiezo a caminar e intento relajarme mirando al mar. Ha llegado lo que los terrícolas llaman verano, y aunque no lo parezca, se supone que tiene que hacer mejor tiempo. Es la época en la que los humanos aprovechan para investigar territorio desconocido. Pero, lo hacen dentro de su mismo planeta, no tiene tanta gracia como una peligrosa misión interestelar. De hecho según he podido investigar, los vascos siempre han sido gente exploradora, siempre han buscado nuevos límites.

lost_in_la_concha_diputacion_donostia_san_sebastian

La plaza de Gipuzkoa, y especialmente la Diputación Foral ha sido uno de los grandes descubrimientos de esta ciudad. Un lugar en el que se respira paz y tranquilidad. Al menos en los momentos en los que la plaza no se llena de niños correteando y gritando. Es el lugar perfecto para pensar cuando los recuerdos de mi planeta inundan mi mente. El otro día una encantadora guía hablaba a un grupo de ancianitos sobre la historia del edificio y sus aspectos más representativos. Ahí es donde conocí al señor Don Juan Sebastián Elcano.

lost_in_la_concha_diputacion_bustos_donostia_san_sebastian

En la fachada del edificio se rinde homenaje a 5 navegantes y conquistadores vascos: Urdaneta, Oquendo, Lezo, Legazpi y Elcano. La historia de este último es la que más atrajo mi atención. Toda civilización tiene que evolucionar, no se consigue la teletransportación de un día para otro. De hecho, esta gente llegó a pensar en algún momento que la Tierra era cuadrada. ¡Cuadrada! Pero bueno, me estoy desviando del tema, estábamos con Juan Sebastián Elcano. Este navegante participó en la primera vuelta al mundo por mar hace más de 500 años. Tan sólo 18 personas consiguieron volver de aquella aventura. Hay que estar hecho de una pasta especial para ser capaz de embarcarse en semejante misión.

Los vascos siempre han sido gente viajera, por ejemplo gracias a los viajes por la caza de la ballena. De hecho, aunque no se haya podido probar, según la leyenda llegaron al continente americano antes que el propio Cristobal Colón. Consiguieron alcanzar las frías tierras de Terranova. La verdad es que debían de ser valientes porque con los medios a su disposición, yo no hubiera conseguido llegar a la Isla de Santa Clara.

Por eso empiezo a sentirme unido a esta gente. Poseemos una chispa especial que no se encuentra con facilidad. No tenemos miedo a la adversidad y buscamos en lo desconocido gloria y fortuna. Aunque sobre la tendencia de viajar a lo desconocido de los vascos también tengo una teoría. La soledad me obliga a buscar contacto, aunque sea humano. Y la verdad es que en esta ciudad es un tema complicado.

lost_in_la_concha_vodka_plaza_constitucion_donostia_san_sebastian

¿Tan raro es buscar algo de conversación mientras se conoce al otro y por qué no, intentar pasar un buen rato luego? Lo que los terrícolas denominan bares, centro neurálgico de los rituales de cortejo y búsqueda de pareja son peor que perderte por la selva de Venus con sólo un cuchillo. Humanos en grupos claramente diferenciados por sexo se miran de manera desafiante; los hombres intentando encontrar el valor para acercarse y las mujeres mirándolos de reojo retándolos a intentarlo. Es un campo de batalla del que pocos salen bien parados. Todo esto explica la abundancia de esos licores embriagadores porque es difícil  soportar tanta presión. Este fenómeno habrá que analizarlo en profundad más adelante pero, creo que es la base del espíritu explorador de los vascos. Con la peligrosísima jungla que tienen en casa, no me extraña que busquen conocer mundo.

 

Creo que me quedo un tiempo aquí: Índice del presente informe de de investigación

¡He sido localizado! No tienen ni idea de cómo sacarme de aquí pero, por lo menos saben dónde estoy. Estaba yo recuperándome del disgusto de ayer mientras intentaba arreglar el “Traductor 6000” cuando he visto que empezaba a entrar una comunicación directa por la radio subespacial. Con enorme alegría he empezado a resumir mi situación y mi localización pero, el General Supremo ha tenido la amabilidad de informarme que todas las naves están ocupadas con la Guerra de la Galaxia Andrómeda. Me ha recalcado que no me debo preocupar, que ha pasado la solicitud de equipo de rescate al departamento correspondiente y que cuando consiga todos los permisos esto será coser y cantar. Se notaba un tono sarcástico sobre todo hacia el final, no sé.

Cuando el General Supremo te informa de algo, no queda más que asentir, y aceptar las decisiones tomadas. Es el gran jefe de nuestra armada y a algunos compañeros les podría extrañar que no hayan tramitado un rescate de urgencia. Pero teniendo en cuenta que su Excelentísimo me sorprendió en actitud poco profesional con su mujer, creo que este rescate va a ir para largo.

lost_in_la_concha_playa_donostia_san_sebastian

En fin, voy a respirar hondo. Esta puede ser la manera de conseguir el ansiado ascenso a Coronel. Voy a dedicarme a investigar este planeta extraño y a resumir mis hallazgos. Ya he decidido los epígrafes del informe:

–       A la caza de alimento: Resumen de mis hazañas de caza y captura de manjares curiosos para llenar mis 5 estómagos. Estoy harto de comer algas, va a ser la misión más urgente.

–       Flora curiosa y fauna indescriptible: Toda planta, animal o cosa que se cruce en mi camino merece un estudio pormenorizado.

–       Misiones de reconocimiento: Reservaré un epígrafe para cumplir con las órdenes directas del General Supremo, si es que no se olvida de mí.

–       Misterios sin resolver: Todo lo que no entienda y a lo que no encuentre explicación.

–       Momentos de relax y mantenimiento de la nave: Los daños han sido grandes, y lo mío me va a costar arreglarla. Esta información será incalculable para los técnicos de arreglos varios.

–       Ritos y costumbres extrañas: Estos terrícolas no se parecen a nada que haya visto antes, van vestidos a la calle y seguro que hacen cosas más raras todavía.

En fin, ya está preparado el índice del informe. Voy a salir a nadar un rato y a gritar todo lo que pienso sobre el General Supremo. Esta insoportable tormenta ahogara mis gritos para que no me oigan los terrícolas. ¿Aquí no para de llover nunca?