Días de vino y rosas… Y ataques alienígena

Pues nada, que ya estamos en diciembre: el mes de la txistorra y el polvorón, el Olentzero juan zaigu y el All I want for Christmas, los árboles de Navidad y los amigos invisibles. ¡Que el ritmo no pare!

Ya estoy dándole poco a poco la vuelta al 2018. La verdad es que la renovación integral que le di a la nave, le ha dejado de un nórdico en blanco y negro que haría las delicias del General Supremo de mi unidad. El tío es bastante soso, pero es el que manda. En todo caso, he descubierto que las flores le dan un toque de color a la nave que da gusto. Que vale que son cadáveres andantes en una lenta agonía a la desintegración pero, cuando en tu planeta este tipo de cosas se extinguieron hace eones; pues mira se agradecen las rosas, orquídeas y demás flora terrícola. Te alegran un día duro… Y si ya los días duros los terminas con unos vinos en buena compañía; todo es aún mejor. El vino siempre es el amigo que nunca falla.

Por cierto, tengo que escribir con urgencia a la Comandancia interestelar. Algún alienígena listomari se ha dejado la nave tirada junto a la Concha. Yo al menos tuve un poco de cuidado y la escondí en la bahía. Lo de que me estrellé, es un detalle sin importancia. No lo entiendo, si hubiera sido yo, tendría el ovni lleno de multas de OTA. No sé si es amigo o enemigo, pero habrá que andarse con ojo. En todo caso, tengo claro que sólo hay sitio para un alienígena en Donosti.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s