Pues no he llegado a la Behobia San Sebastian

A principios de 2018 os contaba mis objetivos para este año. Mi tentáculo tranqueal me estuvo dando la lata, y me vi obligado a dejar de lado las actividades físicas. Quién iba a decir que le iba a coger gusto a trotar por la Concha. Pero bueno, tras el susto inicial, empecé el año optimista, con la intención de correr la carrera entre las carreras. Y tenía ganas, y tenía dorsal… Pero al final he llegado a noviembre en la buena forma que debería. Aaaayyyyy 2018, que año más hijo puta has sido. Sigo de lío en lío y de susto en susto. En fin, me consuela pensar que quedan menos de dos meses para acabar. Las aguas están volviendo poco a poco a su cauce. Y que demonios, ¡acabo de recibir un cabecero precioso para la nave!

No ha podido ser, me he estado comiendo los tentáculos viendo a los amigos pasar. De dos carreras este año, ninguna la he corrido a gusto. No he estado entrenando como debería ni comiendo le que me conviene, jeje. Pero bueno, no hay mal que por bien no venga. Aunque suene muy Mr. Wonderful… Sólo me han entrado más ganas para correrla en 2019.

El 2018 ha sido torero, mucho. Pero si sobreviví a la Guerra de los 8 planetas, ¿cómo no voy a salir de ésta? Patapum adelante… Always up!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s