El finde tragón de Gorb

Ha sido un fin de semana duro, muy duro. Los calores veraniegos me tienen un poco revolucionado y me he dedicado a dejarme llevar por mis instintos más glotones. Al tener la nave en el fondo de la Bahía de La Concha, he podido hacer amigos marinos de todos los tipos y colores.

lost_in_la_concha_mariscada_donostia_san_sebastian_euskadi_pais_vasco

Pero, no puedo negar que lo de comérmelos, me gusta aún más. Poder disfrutar de una buena mariscada como Dios manda me ayudó a coger aún mayor destreza con manos terrícolas. Pelar percebes, no es moco de pavo, y conseguirlo sin manchar a la mitad de los comensales, casi utópico. Así empezó un fin de semana de pura gula.

Afortunadamente, pude centrar mis esfuerzos en los animales más dotados de carne. Vale, las nécoras estarán muy buenas pero yo soy más partidario de la eficiencia en el trabajo. Para cuando el comensal que tenía al lado había comido media nécora, yo me había zampado ya 100 gramos de percebes, un par de ostras y una docena de gambas a la plancha. Tengo siete estómagos que llenar, y no puedo perder el tiempo. Por cierto, me reafirmo en que por unas kokotxas… mato.

lost_in_la_concha_desayuno_laffose_eibar

Amaneció el sábado, y pude disfrutar de un buen desayuno en el Café Laffose, siempre una buena idea. Además ¡con regalo! ¡Zorionak al Eibar en el 75 aniversario! Sabéis que de eso de darle patadas al balón no entiendo mucho pero, todo llegará.

lost_in_la_concha_zuberoa_euskadi_pais_vasco

Y llegó el momento. LA COMIDA. En mis misiones de investigación, sabéis que a veces tengo suerte cuando me infiltro en alguna kuadrilla para analizar las costumbres locales. Esta vez, me tocó el premio gordo.

lost_in_la_concha_zuberoa_menu_degustacion_euskadi_pais_vasco

Ay mis queridos compatriotas, qué dominado tenéis lo de degustar manjares y lo de comer en el Zuberoa fue toda una experiencia, no lo voy a negar. Tengo un amigo que dice que por tierras vascas la comida sabe mejor porque el nombre es más largo. No es lo mismo decir “patatas fritas” que “frutas de tierra bañadas en emulsión de aceituna al punto de sal”. No sé si es cierto pero, tras disfrutar del menú degustación, no tengo miedo en confesar qué en algunos casos no tenía ni puñetera idea de qué me estaba metiendo en la boca. En todo caso, lo disfrute como un enano. A pesar de que quizás, la idea de comer en la terraza no fue tan buena por el calor sofocante, la verdad es que puedo afirmar que esta experiencia gastronómica quedará marcada en mi cuaderno de bitácora en negrita.

lost_in_la_concha_zuberoa_2_menu_degustacion_euskadi_pais_vasco

El problema llegó con la cuenta, el terrícola en el que metamorfoseé no llevaba la cartera encima. Menos mal que uno es apañado y pude hacer un trueque. Ahora que lo pienso, más que un fin de semana, fueron sólo 24 horas de lo más tragonas. El domingo me lo pasé fregando platos en el restaurante.

En todo caso, un gran fin de semana en el que he disfrutado de buena comida y sobre todo de buena compañía. Hay gente que dice que no se puede disfrutar de un bocata o una hamburguesa. Cada momento tiene su menú, dadme un bocadillo y una botella de sidra y un hueco en el puerto cuando queráis. Pero, este fin de semana tocaban viandas de nivel. ¡Y tan a gusto!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s