Para sobrevivir en Donostia

Donostia es una ciudad bonita, con rincones espectaculares y preciosos paisajes. Pero, no podemos olvidar que también es un lugar peligroso, en cada esquina te puede esperar una sorpresa no del todo agradable. Llevo ya un tiempo por aquí y puedo afirmar que esta ciudad es una puñetera selva. Hay que tener cuidado por dónde se pisa, y ciertos objetos siempre son de ayuda para cumplir con éxito las misiones.

lost_in_la_concha_paraguas_lluvia_donostia_san_sebastian

En esta ciudad, llueve. A veces llueve un poquito, y otras… un muchito. Esos momentos de nefasta combinación de agua y viento son algo que no se olvida. Ya he perdido la cuenta de cuántos catarros marcianos me he pillado. Uno detrás de otro además, gran invento eso del Kleenex, aunque al paso que voy me va a compensar pedirlos directos a fábrica. Estos giros bruscos de la climatología me traen por el camino de la amargura. Además, no importa que te gastes un dineral en un paraguas desarrollado por la mismísima NASA… se rompen igual. Pasar el puente del Kursaal durante una tormenta con un paraguas es algo que todo aquél que se haga llamar donostiarra debería hacer al menos una vez en la vida.

lost_in_la_concha_real_sociedad_futbol_anoeta_donostia_san_sebastian

Por aquí se habla mucho de fútbol. Lo confieso, todavía no me he puesto al día pero prometo poner remedio. En San Sebastián se vive en blanco y azul. La Real Sociedad es tema de conversación en cada esquina, principalmente los lunes. Me impacta ver el sentimiento con el que viven algunos este deporte. Ese deporte del baloncito es uno de los grandes focos de discusión de los alrededores. Así que, quien quiera infiltrarse… debe saber de qué hablan.

Lost_in_la_concha_bidegorri_bicicleta_donostia_san_sebastian

En Donostia, el coche sobra. No es práctico. Si los vehículos no caben, imaginaos que haría con mi nave. ¿Dónde la meto? Por aquí lo que se lleva es caminar, y si se quiere, seguir el camino rojo. Esos extraños medios de transporte de dos ruedas son el modo de locomoción habitual por los alrededores. Personalmente, me parece agotador pero me acaban de comentar que hay algunas que son eléctricas, hacen el camino por ti. Todo un puntazo, para qué negarlo.

lost_in_la_concha_bahia_anochecer_donostia_san_sebastian

Pero para poder disfrutar de Donostia hacen falta ojos, yo tengo tres, por lo que puedo ver un 150% más de belleza que el humano medio. Hay que disfrutar degustando los manjares que se te ponen delante. ¡Ay! mis amados pintxos. Hay que oler el mar y sobre todo sentir, dejarse llevar por uno de los rincones más bonitos de la galaxia. San Sebastián es una ciudad que se vive con los 5 sentidos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s